11,7 créditos

Buscar:

Conducción eficiente para flotas de transporte sanitario, una herramienta para el ahorro

 

José Luis de Francisco Acosta

Formador de Conducción Eficiente.

RACC Automóvil Club. Barcelona. España.

Fotografía parque de relevos de SAMUR-Protección Civil

 

El transporte profesional por carretera es fundamental para el desarrollo económico de nuestro país. Para mejorar la eficiencia energética de este sector, la inversión en la gestión de flotas es un factor clave.

 

A escala empresarial, el desarrollo de políticas que contribuyan al ahorro energético, además de tener un impacto relevante sobre el medio ambiente, aportan un ahorro económico que incide directamente en la estructura de costes de las empresas. Es por ello que, ante la constante subida del precio de los carburantes, en los últimos años se ha producido un creciente interés entre las empresas de transporte sanitario por este tipo de cursos.

 

 

Las técnicas de conducción eficiente aplicadas al transporte sanitario

 

La formación en técnicas de conducción eficiente se ha consolidado como una herramienta eficaz para las empresas, entre ellas las del transporte sanitario que, a pesar de sus particularidades, pueden llevar a cabo las técnicas de conducción eficiente aplicadas con seguridad dentro de su actividad diaria.

 

En este sector, la conducción eficiente combina eficacia económica, reducción del impacto ambiental y seguridad en la conducción, sin restar velocidad en la prestación de los servicios.

 

Principios básicos

  • Adquirir vehículos adecuados a las necesidades de cada flota en función del uso y de la actividad a desarrollar.
  • Realizar un buen mantenimiento. Revisar principalmente los filtros, en especial los del aire.
  • Comprobar que la presión de inflado en los neumáticos es la recomendada por el fabricante. Una presión inferior puede suponer un incremento de consumo superior al 12%, mientras que la presión excesivamente alta incrementa el desgaste de los neumáticos.

  • Mantener el motor en el régimen adecuado de revoluciones. Los conductores de vehículos de transporte sanitario deben tener presente que elevar innecesariamente las revoluciones aumenta el consumo de combustible y desgasta los elementos mecánicos.
  • Abandonar el falso mito de utilizar el punto muerto para bajar pendientes o antes de detener el vehículo como medida de ahorro, ya que, cuando el vehículo circula en punto muerto, consume aproximadamente 0,7 litros. En lugar de utilizar el punto muerto es recomendable circular con la marcha engranada y soltar el pedal del acelerador, para así reducir el consumo a cero.
  • El uso de las luces, como el de otros dispositivos eléctricos, contribuye a un aumento del consumo. Por esta razón, se debe hacer uso de las luces de emergencia siempre que sea necesario, pero evitar su utilización en los casos en que la normativa no lo contempla.
  • Es importante hacer un uso racional de la climatización, entorno a los 23 grados por carretera y siempre con las ventanas cerradas. En un entorno urbano, es más aconsejable circular con las ventanas bajadas y el aire acondicionado apagado, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.
  • Las técnicas de anticipación en la conducción contribuyen al ahorro y aumentan la eficiencia energética, pero en el caso del transporte sanitario son especialmente importantes porque aumentan la seguridad y el confort. De esta manera, la entrada a las glorietas, si se realiza con suficiente anticipación, permite que el cambio de marchas producido por la transición se haga de forma suave, evitando molestias a los ocupantes y pacientes que puedan ocupar el vehículo.

 

Hay que tener presente que, por encima de todo, siempre se debe priorizar la seguridad de los ocupantes del vehículo y la seguridad de los usuarios de la vía pública. Por ello, en el caso de los vehículos sanitarios es necesario empezar a aplicar estas técnicas en circunstancias seguras, garantizando siempre la eficacia del servicio sanitario.

 

 


 

Beneficios económicos y de responsabilidad social para las empresas

 

Desde su implantación en 2004, el RACC ha formado a más de 38.000 conductores en técnicas de conducción eficiente, a más de 100 empresas, en su mayoría del sector del transporte y de la distribución, así como compañías con flotas comerciales y empresas sensibles a las políticas de responsabilidad social corporativa.

 

Para las empresas, disponer de una flota que aplica la conducción eficiente aporta beneficios importantes en materia de ahorro económico, de energía, de mantenimiento de los vehículos, además de reducción de emisiones, reducción de riesgos de accidentes laborales y aumento del confort en la conducción.

 

El ahorro económico es uno de los factores más importantes. El carburante supone la principal partida en los gastos que genera el vehículo. A través de la conducción eficiente es posible alcanzar ahorros del 18% de combustible en turismos y del 12% en vehículos industriales. La influencia de la conducción eficiente en grandes empresas (de más de 250 trabajadores), con una media de 30.000 km/anuales, puede llegar a alcanzar un ahorro de 89.700 € al año en turismos y de 77.000 € anuales en vehículos industriales.

 

A estas ventajas hay que sumar el impacto sobre la reputación social de las empresas. La reducción del consumo de carburante va ligado a una reducción de las emisiones de CO2 de aproximadamente el 40%, contribuyendo así a la reducción del calentamiento de la atmósfera y al cumplimento de los acuerdos internacionales en materia medioambiental. 

 

Por todas estas razones, la formación en técnicas de conducción eficiente resulta positiva para las empresas, los trabajadores y la sociedad en general. El RACC, con una extensa experiencia en formación de conductores, con una red de autoescuelas de más de 140 centros y tres escuelas de conducción segura en Madrid, Barcelona y su escuela itinerante, imparte cada año más de 8.000 cursos de conducción eficiente en toda España, entre las que se encuentran importantes empresas cuya actividad es el servicio de transporte sanitario.

 

El RACC es la entidad pionera en el desarrollo de la conducción eficiente en España.

Volver

Revista Zona TES

Guía conducta suicida

Zona TES Abril-Junio 2016

© 2017 Sirá Ediciones S.L.