11,7 créditos

Buscar:

La ciudadanía no tiene conocimientos para reaccionar ante un paro cardiaco.

Y nos preguntamos ¿qué puede hacer el TES?

 

Días atrás publicamos una noticia a propósito de un estudio liderado por Sendoa Balllesteros, enfermero del País Vasco, que concluía que la ciudadanía no tiene conocimientos para reaccionar ante un paro cardiaco.

 

La noticia ha tenido muchas visitas y repercusión en las redes sociales, es por ello que queremos lanzar la siguiente reflexión ¿qué puede hacer el TES ante esta situación?

 

Creemos que el campo de actuación del TES en la sociedad es enorme. Sin ir más lejos, en el artículo de Guillermo Cañardo y colaboradores publicado en el Vol.4, Núm.4 de la revista Zona TES se explica el proyecto de un equipo compuesto por cinco profesionales del ámbito sanitario y de emergencias –un médico, una enfermera, dos Técnicos en Emergencias Sanitarias y un bombero– en un medio poco convencional y muy desafiante: la asistencia y prevención de la muerte súbita de deportistas en carrera.

 

En el artículo, el equipo Resetcardio nos explica que el objetivo de esta asociación sin ánimo de lucro es la lucha contra la muerte súbita del deportista. Para ello dan charlas previas a los corredores y ofrecen también cursos de formación en soporte vital básico más DEA, bajo la premisa de que “el mejor salvador de un corredor es otro corredor”. Además, miembros del equipo de Resetcardio corren todo el circuito al lado de los participantes con material médico en sus mochilas.

 

 

Mochila de asistencia con DEA.
(Cañardo Dervera G, Adame Leiva J, Navarro Yeste M. La muerte súbita en el deportista. Zona TES. 2014;4:172).

 

 

Esta iniciativa es un magnífico ejemplo de cómo el Técnico en Emergencias Sanitarias (TES) puede participar en su entorno y dotar a la ciudadanía de los conocimientos necesarios para saber cómo reaccionar ante un paro cardiaco, en este caso en el transcurso de una carrera.

 

En otro artículo publicado en el Vol. 5, Núm. 1 de Zona TES, Daniel Mercado y colaboradores nos dan a conocer cómo se ha llevado a cabo un proyecto de desfibrilación semiautomática (DESA) en una comunidad de vecinos de una población cercana a Madrid.

 

 

La urbanización Mirador del Pinar de 198 viviendas cuenta con aproximadamente 320 vecinos.

(Mercado Cabrejas D, Barragán Velayos JA, Marcos Tato, Jiménez Escobar D. Impacto sociosanitario del Técnico en Emergencias Sanitarias en su entorno inmediato. Zona TES. 2015;1:15).

 

 

Lo datos indican que la mayoría de fallecimientos por parada cardiorrespiratoria se producen en el domicilio de los pacientes y que la mayoría son presenciados por familiares o amigos. Ante esta situación los autores del artículo se proponen intervenir en el entorno más cercano y dotar a familiares, vecinos y amigos de los conocimientos necesarios para asistir a la víctima hasta la llegada del personal sanitario.

 

Y es que la disposición de DESA para uso público es una recomendación de las sociedades científicas, del ERC y la AHA, y viene a reforzar la cadena de supervivencia –reconocer la situación, activar las emergencias médicas, realizar maniobras de resucitación, utilizar los desfibriladores e incorporar la atención médica sanitaria–.

 

Estos son solo dos ejemplos de intervención del TES en la sociedad. Creemos que la figura del TES puede ir mucho más allá de realizar asistencias iniciales, transporte sanitario o gestión de llamadas, y que puede desarrollar importantes proyectos sociosanitarios en su entorno inmediato como demuestran estas dos iniciativas.

 

Son cada día más los TES que disponen de suficiente experiencia, conocimientos e iniciativa para liderar la formación de los ciudadanos en técnicas de reanimación y uso de desfibriladores externos para revertir los datos y que la ciudadanía sepa reconocer y actuar en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria.

Volver

Revista Zona TES

Guía conducta suicida

Zona TES Abril-Junio 2016

© 2017 Sirá Ediciones S.L.