Batallas de una ambulancia - tienda ZONA TES

Buscar:

Obstrucción de la vía aérea en pacientes menores de 1 año

 

Ayoze Sánchez Silva

Enfermero de ambulancia sanitarizada. Las Palmas. España.

Miembro del comité editorial de Zona TES

 

 

La obstrucción de la vía aérea es una emergencia que puede poner en peligro la vida del paciente en muy pocos segundos y si no se resuelve puede acabar con la vida de una persona haciéndolo entrar parada cardiorrespiratoria por hipoxia. Algunos estudios indican que pueden producirse hasta 5 muertes al día en nuestro país por atragantamiento, más que las víctimas producidas por los accidentes de tráfico.

 

 

El vídeo que acompaña a este artículo está obtenido de una cámara de seguridad de un centro comercial en EE UU donde se observa como una madre actúa ayudando a su hijo que sufre una obstrucción de la vía aérea. Vemos como pide ayuda, que llega en forma de dos policías que continúan con las técnicas de desobstrucción de la vía aérea.

 

Es importante actuar, pero debemos poder identificar rápidamente a la víctima que ha sufrido un atragantamiento. Los signos son claros, la víctima suele estar comiendo y se levanta de la mesa rápidamente con los ojos muy abiertos sin poder hablar y llevándose las manos al cuello, en un signo que conocemos como signo universal de atragantamiento. Luego pueden ocurrir varias cosas; la víctima puede pedir ayuda o echar a correr, esto último es menos frecuente.

 

Para ayudar a la víctima debemos preguntarle si puede respirar y si puede hablar, si la respuesta es negativa podemos realizar dos maniobras que consisten en aplicar una serie de 5 golpes enérgicos en la espalda, entre las escápulas, con la víctima totalmente inclinada hacia delante. Si esto no funciona podemos realizar la maniobra de compresión abdominal, que consiste en colocarse detrás de la víctima, rodearla con nuestros brazos a la altura de la boca del estómago y realizar compresiones violentas hacia dentro y hacia arriba con la intención que hacer saltar el objeto que está obstruyendo la vía aérea. Esta maniobra puede repetirse hasta cinco veces. Se trata de dos maniobras seguras y eficaces, que si se aplican de forma rápida y eficaz pueden salvar la vida de nuestra víctima, y que deben alternarse tantas veces como sean necesarias.

 

En el caso de los más pequeños, en niños menores de 1 año, el vídeo es muy ilustrativo acerca de la maniobra principal a aplicar, que es recostar al niño boca abajo sobre nuestro antebrazo en rampa, con la cabeza al nivel más bajo, y golpear su espalda repetidamente y de forma enérgica con el talón de la mano del brazo contrario. Si esta maniobra no funciona debemos colocar al niño boca arriba y realizar compresiones torácicas con dos dedos.

 

En niños mayores de un año se pueden realizar compresiones abdominales arrodillándonos detrás del niño y dosificando nuestra fuerza para no hacer excesivo daño, siendo eficaces en la maniobra al mismo tiempo.

 

La maniobra de desobstrucción de la vía aérea se atribuye a Henry Heimlich, pasando a denominarse durante muchos años maniobra de Heimlich. Heimlich fue un médico norteamericano que se dedicó a investigar y divulgar la célebre maniobra que lleva su nombre.

 

Conocer este tipo de técnicas es muy importante para los ciudadanos que deben actuar como primeros intervinientes y resolver la situación sin esperar a los servicios de emergencia. Si esto no ocurre, el paciente tiene muchas posibilidades de sufrir una parada cardiorrespiratoria y morir. Puede aprender más sobre este y otros aspectos de la reanimación cardiopulmonar en las Resumen de las Recomendaciones de 2015 del Consejo Europeo de Reanimación en la página 18 se explica cómo aplicar las maniobras de desobstrucción de la vía aérea.

 

 

Volver

Suscríbete a Zona TES

Revista Zona TES

XXXI Congreso SEMES

Movilizaciones e inmovilizaciones

Zona TES Octubre-Diciembre 2017

© 2019 Sirá Ediciones S.L.