11,7 créditos

Buscar:

Zona TES - Revista de formación para Técnicos en Emergencias Sanitarias

 
Volver al sumario

COMUNICACIONES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

La catástrofe en tu tableta

Alberto Montarelo Navajo

Médico de Emergencias del Servicio SUMMA 112. Madrid. España.
Director Técnico de Tassica Emergency, Training & Research. Madrid. España.

El reto de los incidentes con múltiples víctimas

Denominamos incidente con múltiples víctimas (IMV) a aquel accidente en el cual el elevado número de heridos y la naturaleza de sus lesiones hacen imposible a los recursos sanitarios disponibles actuar según sus procedimientos habituales. En estos casos, se produce un desbordamiento de la capacidad de resolución inmediata de estos recursos, lo cual exige optimizar al máximo su actuación.

Se trata de situaciones relativamente poco frecuentes, pero que cuando se producen someten al personal sanitario interviniente a un elevadísimo nivel de estrés. A este estrés contribuyen no sólo el propio impacto psicológico de las lesiones y la responsabilidad de tener que gestionar una situación tan crítica, sino también otros factores que hay que analizar.

La respuesta sanitaria ante un IMV implica, entre otras cosas, aplicar procedimientos operativos y asistenciales específicamente diseñados para este tipo de intervenciones, y trabajar en estrecha relación con otros servicios de emergencia.

Las acciones formativas en IMV, basadas sobre todo en simulacros, son complejas y caras, lo que limita críticamente el acceso de los profesionales a las mismas. En consecuencia, los sanitarios no dominan tanto estos procedimientos específicos como aquellos otros de entrenamiento más sencillo o que manejan a diario.

Además, en nuestro medio es un hecho que los distintos servicios implicados emplean diferentes procedimientos operativos de campo y redes de comunicación aisladas entre sí, basadas fundamentalmente en voz por radiofrecuencia (con reducida capacidad y baja fiabilidad de transmisión de la información, difícil priorización y procesamiento de los mensajes, etc.).

Todo ello dificulta la coordinación operativa en la respuesta ante un IMV, introduce incertidumbre en la toma de decisiones, y da demasiadas opciones al desorden, a la ineficacia o al error.

 

 

El Tablet PC en la asistencia sanitaria extrahospitalaria

En el verano de 2004, con el impacto del 11-M aún en la mente de todos, empezaba a implantarse en la Comunidad de Madrid el Plan Integral de Urgencias y Emergencias. El plan apostaba por los sistemas de información y posicionamiento en tiempo real aplicados a la gestión de los recursos asistenciales y por crear un área específica de gestión para la atención de situaciones de catástrofe con una estructura logística y de telecomunicaciones propia.

En el 2004 el doctor J.L. Arnold1 publicó un análisis de las aplicaciones de las tecnologías de la información desarrolladas hasta esa fecha para emergencias y desastres, en el que concluía que la mayoría de aplicaciones estaban pensadas para las fases no agudas (mitigación, preparación y planificación o recuperación), pero muy pocas propuestas abordaban la aplicación de estas tecnologías en la propia fase de la respuesta inmediata frente a los desastres.

El artículo1 señalaba ya el potencial de las redes inalámbricas como soporte de la respuesta organizada ante una emergencia colectiva, dependiente básicamente de un adecuado intercambio de la información clave. Esta información debería difundirse de forma constante y actualizada entre los distintos intervinientes, y estaría en relación con aspectos como el escenario del incidente (p. ej., riesgos y su ubicación), las necesidades de actuación (incluyendo número y condición de las víctimas, capacidades y requerimientos operativos, etc.), los procedimientos de intervención (incluyendo ayudas operativas), las decisiones, alertas, etc.

Unos años después, en 2008, M. Turnock presentaba una guía de Aplicación de la Telemedicina en la Fase Aguda de los Desastres2, según la cual la telemedicina facilitaría la toma de decisiones operativas apoyadas en información precisa, mejoraría las capacidades del personal sanitario sobre el terreno y la atención sanitaria in situ, facilitaría la evacuación ordenada y reduciría el tiempo de acceso al tratamiento de las víctimas de un desastre.

A estas ventajas, el Grupo de Trabajo de Preparación y Respuesta Frente a la Emergencia de la Asociación Americana de Telemedicina añadía que los sistemas de telemedicina harían más fácil la capacitación y la formación continua de todos los profesionales involucrados en la gestión de desastres, al poder entrenarse en simulacros desarrollados en el entorno virtual3.

Precisamente en 2008 el servicio SUMMA 112 fue pionero en nuestro país en la incorporación del Tablet PC en sus unidades móviles, lo cual le supuso el premio a la Innovación Tecnológica en el Congreso de Nuevas Tecnologías y Servicios al Ciudadano celebrado en 2011. Hoy día sigue creciendo el número de los servicios de emergencias extrahospitalarios que los incorporan, haciendo posible consultar y aportar datos a la historia clínica digital única desde la cabecera del paciente4.

Pero la intervención sanitaria en emergencias colectivas como los IMV, reviste una complejidad específica que sobrepasa las prestaciones de las aplicaciones diseñadas para la asistencia a la urgencia o emergencia individuales.

En nuestros días, además de los Tablet PC embarcados en las unidades móviles, prácticamente la totalidad del personal de emergencias porta su propio teléfono móvil, muchos de ellos smartphones con conexión a internet y transmisión de datos por vía 3G, GPRS, etc. Es decir, con posibilidad de conectarse y trabajar en red.

No obstante, las comunicaciones y el intercambio de información en la intervención sanitaria en una emergencia colectiva siguen basándose, en pleno siglo XXI, en dispositivos de radiofrecuencia propios del siglo pasado.

 

 

Tassica MCI Management: intervención en red en incidentes con múltiples víctimas

En este contexto, se presenta en nuestro país Tassica MCI Management, una aplicación que permite gestionar en tiempo real la asistencia sanitaria en IMV mediante la conexión y el intercambio de información en red entre los intervinientes a través de los dispositivos disponibles en el lugar (Tablet PC embarcados, smartphones, PC portátiles, etc.).

Esta aplicación funciona con cualquier conexión a internet disponible, tanto wifi como 3G o satélite, y, al tratarse de una aplicación web, no requiere la preinstalación de programas adicionales en los terminales operativos para poder emplearlos como generadores o consultores de datos.

Mediante la aplicación Tassica MCI Management, el primer interviniente en llegar al lugar del accidente dispone inmediatamente del plano de la zona por geoposicionamiento. Deslizando fácilmente unos iconos sobre este mapa, puede localizar de forma precisa el punto del suceso, las vías establecidas para el flujo de los recursos y las ubicaciones asignadas a los mismos, etc. (fig. 1).

 

Figura 1.  Mapa del lugar de intervención con ubicación de foco y de los recursos desplegados.

Figura 1. Mapa del lugar de intervención con ubicación de foco y de los recursos desplegados.

 

 

Esta información resulta inmediatamente visible para el Centro Coordinador, que puede a su vez informar a los recursos que estime necesarios para la respuesta, a los hospitales potencialmente implicados en la recepción de heridos, o a las autoridades.

Los sucesivos intervinientes sanitarios van asumiendo de forma ordenada roles de mando o asistenciales, guiados en su cometido por las propias pantallas de usuario y recibiendo clara y puntualmente toda la información necesaria en su propio terminal. Al mismo tiempo están informando al resto del operativo y a los mandos, facilitando la continuidad de la respuesta y la toma de decisiones informada y proactiva.

En cada zona asistencial se registra de manera sencilla la información relativa a las víctimas: filiación, ubicación, condición clínica, recurso y lugar de evacuación, etc. (fig. 2). De este modo, antes de que llegue el paciente evacuado, el hospital receptor puede consultar ya su informe clínico y preparar todo lo necesario para recibirle.

 

Figura 2. Pantalla de datos de los pacientes en un IMV.

Figura 2. Pantalla de datos de los pacientes en un IMV.

 

 

Toda la actuación en respuesta al IMV queda registrada en la aplicación, pudiéndose elaborar un informe del estado de la situación durante la intervención, o un informe final tras terminar la misma.

Tassica MCI Management da respuesta a los retos pendientes en la intervención sanitaria en IMV al posibilitar:

  • Un aprendizaje más sencillo en IMV mediante el entrenamiento a través de simulacros virtuales desarrollados con la propia aplicación.
  • Una respuesta más rigurosa, uniforme, coordinada, rápida, segura y eficaz de todos los recursos, por encima de la multiplicidad y diversidad de intervinientes.
  • Una fácil trazabilidad de las víctimas.
  • Un análisis más riguroso de las intervenciones realizadas y de las oportunidades de mejora.
  • Una reducción del impacto sanitario, económico y social de los incidentes con múltiples víctimas.

 

Puntos clave
  • En un incidente con múltiples víctimas (IMV), el elevado número de afectados y la naturaleza de sus lesiones hacen que los recursos sanitarios humanos y materiales disponibles sean insuficientes para atender inmediatamente a todos los heridos, lo cual exige aplicar procedimientos operativos y asistenciales específicos y complejos, y optimizar al máximo la gestión de dichos recursos.
  • Los distintos servicios de emergencias emplean generalmente diferentes procedimientos y redes de comunicación aisladas entre sí, basadas fundamentalmente en medios de transmisión de voz por radiofrecuencia, propios del pasado siglo. Esto conlleva una reducida capacidad de transmisión de la información, una baja fiabilidad de la misma y un importante compromiso de la operatividad global de la intervención.
  • Tassica MCI Management es una solución específica que revoluciona la respuesta frente a un IMV, mediante la conexión en red y el intercambio de información en tiempo real entre los intervinientes.


 


 

Bibliografía y recursos en la red

  1. Arnold JL, Levine BN, Manmatha R, Lee F, Shenoy P, Tsai MC, et al. Information-sharing in out-of-hospital disaster response: The future role of information technology. Prehosp Disast Med. 2004;19: 201-7.
  2. Turnock M, Mastouri N, Jivraj A. Application of Telemedicine in acute onset disaster situation. McMaster University . December 2008. Disponible en: http://www.un-spider.org/health-support-guides/pre-hospital-application-telemedicine-acute-onset-disaster-situations-matthew
  3. Balch D. Developing a National Inventory of Telehealth Resources for Rapid and Effective Emergency Medical Care: a white paper developed by the American Telemedicine Association Emergency Preparedness and Response Special Interest Group. Telemed J E Health. 2008;14:606-10.
  4. http://www.europapress.es/andalucia/andalucia10-00713/noticia-equipos-emergencias-tendran-acceso-inmediato-historial-paciente-traves-tablet-20120111144931.html

 

 

Volver al sumario

© 2017 Sirá Ediciones S.L.