Batallas de una ambulancia - tienda ZONA TES

Buscar:

Zona TES - Revista de formación para Técnicos en Emergencias Sanitarias

 
Volver al sumario

SEGURIDAD

Seguridad en la montaña. Prevención y actuación en caso de accidentes en Aragón y Navarra

Francisco Valero Sánchez

Subteniente jefe del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil (GREIM). Pamplona. Navarra. España.
Instructor de la Escuela de Montaña de la Guardia Civil.

Dos experimentados montañeros y escritores, Kurt Diemberguer y Jon Krakauer, en sus respectivos libros, K2. El nudo infinito y Mal de altura –en los que se narran en primera persona dos de los accidentes más dramáticos del alpinismo contemporáneo, en los que fallecieron un número considerable de himalayistas–, nos dan una pista de cómo se producen la mayoría de los accidentes en montaña: fueron un cúmulo de circunstancias y/o decisiones erróneas las que propiciaron el fatal desenlace.

 

Si a un brusco cambio de las condiciones meteorológicas le sumamos la falta de material y de equipo apropiados, un desconocimiento del itinerario y de las condiciones en que éste se encuentra, así como la ausencia de alimentos y líquidos, una falta de preparación tanto física como psíquica para afrontar la actividad, etc., lo que un principio no dejaría de ser un mero contratiempo, se puede convertir en un calvario que puede llevar a desenlaces imprevisibles.

 

 

Medidas de prevención para minimizar el riesgo de accidentes en montaña

  • Dificultad: se debe estar preparado físicamente y técnicamente para asumir la dificultad de la actividad.
  • Material a emplear: debe disponerse y, lo que es más importante, ha de saberse utilizar el material y el equipamiento (teléfono, ARVA [del francés Appareil de Recherche de Victimes d’Avalanches], sonda, pala, crampones, piolet, cuerdas, ropa de repuesto, abrigo, impermeable, etc.,) necesarios para realizar la actividad de montaña.
  • Conocimiento del terreno: ha de conocerse el itinerario y, si no es así, disponer de un mapa, brújula o GPS y saberlos utilizar.
  • Previsión meteorológica: antes de iniciar la actividad, consultar la previsión meteorológica, así como el nivel de riesgo de aludes en la zona.
  • Aprovisionamiento: llevar alimentos y líquidos necesarios para mantener una alimentación e hidratación adecuadas.
  • Localización: antes de realizar la actividad, comunicar a alguien la actividad que se va a realizar y el tiempo que se prevé en realizarla.

 

Equipos de rescate en Aragón y Navarra

 

Los planes de actuación en caso de accidentes en montaña difieren de una comunidad autónoma a otra, y, aunque pueden presentar elementos comunes, a continuación se detalla cómo actúan los equipos de rescate en Aragón y Navarra, y con qué equipos cuentan para ello.

 

El equipo de rescate en Aragón está compuesto por un helicóptero de la Guardia Civil con piloto y operador de grúa, 1 o 2 especialistas/rescatadores y 1 sanitario/rescatador. Los especialistas en montaña llevan el material necesario para realizar el rescate, tanto personal como pesado (cuerdas, tornos, camillas, etc.), mientras que el sanitario lleva dos mochilas con el material sanitario necesario para inmovilizar y estabilizar al accidentado, así como para monitorizar y desfibrilar.

 

Por su parte, el equipo de rescate en Navarra está compuesto por un helicóptero del Gobierno de Navarra con piloto, 1 rescatador/operador de grúa de la Guardia Civil y 1 o 2 especialistas/rescatadores de la Guardia Civil.

 

Los especialistas en montaña llevan el material necesario para realizar el rescate, tanto personal como pesado (cuerdas, tornos, camillas, etc.), y en el helicóptero se encuentran los medios para inmovilizar al herido (camilla, collarín cervical, férulas, colchón de vacío, etc.).

 

En general, para cualquiera de las dos comunidades autónomas y en cada Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM), hay un servicio de guardia 24 horas al día y todos los días del año, compuesto por al menos 2 especialistas en rescate. En Aragón, además hay un sanitario/rescatador (médico o enfermero) en las mismas condiciones.

 

Cuando se recibe una llamada de auxilio, bien a través del 112, bien a través de la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil, se procede del modo siguiente:

  • En Aragón, se activa al GREIM más próximo al lugar del accidente, se activa el helicóptero más próximo (en verano hay dos: uno en Huesca y otro en Benasque, pero el resto del año sólo está en activo el de Huesca), al sanitario de servicio (éste siempre sale con el helicóptero, independientemente de si se trata de un accidente o de un entrenamiento) (fig. 1), se acude al lugar del accidente, los rescatadores llevan a cabo las tareas de rescate, el sanitario atiende al herido (ambos se ayudan y complementan), y se procede a llevar al herido al lugar o al centro médico que decide el sanitario.
  • En Navarra, se activa al GREIM más próximo, se activa el helicóptero con base en Pamplona, el helicóptero recoge al GREIM que interviene y se dirigen al lugar del accidente (fig. 2). Si así lo considera conveniente –en función de la gravedad de las lesiones (fig. 3)–, la Agencia Navarra de Emergencias puede activar a un segundo helicóptero medicalizado para que se aproxime al lugar del accidente, mientras que el helicóptero de rescate (dotado de grúa) efectúa el rescate. A continuación, se transfiere al accidentado al helicóptero sanitario (en el que viajan dos sanitarios) y éste lo desplaza al hospital de referencia.

Figura 1.  El autor del artículo durante un entrenamiento en Navarra (foto de Fernando Rivero).

Figura 1.  El autor del artículo durante un entrenamiento en Navarra (foto de Fernando Rivero).

 

Figura 2.  Un grupo de socorristas espera su traslado a la zona de la avalancha (foto de Grupo de Rescate e Intervención en Montaña [GREIM]).

Figura 2.  Un grupo de socorristas espera su traslado a la zona de la avalancha (foto de Grupo de Rescate e Intervención en Montaña [GREIM]).

 

 

Figura 3.  Tipos de lesiones, así como localización de éstas, que presentaban los heridos auxiliados desde el año 2011 y hasta el 30 de noviembre de 2012. Datos de unidades de rescate de la Guardia Civil. No se contabilizan las lesiones que presentaban los fallecidos, ni los que, revistiendo lesiones de escasa gravedad, no requirieron asistencia médica.

Figura 3. Tipos de lesiones, así como localización de éstas, que presentaban los heridos auxiliados desde el año 2011 y hasta el 30 de noviembre de 2012. Datos de unidades de rescate de la Guardia Civil. No se contabilizan las lesiones que presentaban los fallecidos, ni los que, revistiendo lesiones de escasa gravedad, no requirieron asistencia médica. (Clic sobre la imagen para ampliar)

 

 

En el caso de Aragón, prácticamente en todo momento el accidentado está atendido por un sanitario, ya que éste está formado para poder acceder al lugar donde se encuentre el herido, bien por sus propios medios, bien mediante las instalaciones que le monten los especialistas.

 

En el caso de Navarra, si el herido está en un lugar aislado o de difícil acceso, los especialistas/rescatadores de la Guardia Civil son los que, una vez que lo rescatan, proceden a inmovilizarlo y trasladarlo al lugar donde se encuentran los sanitarios o el helicóptero sanitario, para que éstos procedan a estabilizarlo.

 

Como parte de nuestra formación en la Escuela de Montaña, los rescatadores realizamos un curso de primeros auxilios e inmovilizaciones aplicado al medio de la montaña. Periódicamente, los sanitarios que trabajan con nosotros actualizan nuestros conocimientos. Concretamente, en Aragón como mínimo dos veces al año, y en Navarra, además de esas dos, se intenta hacer alguna formación más. Las intervenciones que más realizamos son inmovilizaciones y reanimación cardiorrespiratoria.

Volver al sumario

© 2019 Sirá Ediciones S.L.