Batallas de una ambulancia - tienda ZONA TES

Buscar:

Zona TES - Revista de formación para Técnicos en Emergencias Sanitarias

 
Volver al sumario

ÁMBITO PROFESIONAL

Trabajar en el Reino Unido. Diferentes perspectivas profesionales

Víctor Torrealba Rodríguez

Emergency Ambulance Technician. Inter-County Ambulance & Paramedic Service. Chalfont St. Peter. Buckinghamshire. Reino Unido.

Victor Torrealba RodríguezLas figuras más parecidas a nuestro técnico en emergencias serían las de emergency ambulance technician o la de emergency care assistant

 

He tenido la suerte de trabajar como técnico en emergencias en la Comunidad de Madrid, una andadura que, como la de muchos de los lectores, empezó con mi participación como voluntario en Cruz Roja Española en 1992, para posteriormente trabajar en dicha organización, así como formar parte del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA 112) como técnico en el Centro de Coordinación de Urgencias y en una unidad de vigilancia intensiva (UVI) móvil. Además de todo ello, he tenido la gran oportunidad de formar a nuevos técnicos en emergencias en la Comunidad de Madrid durante varios años, muchos de los cuales actualmente están trabajando.

 

Desde hace unos pocos meses, estoy trabajando como emergency ambulance technician en Inglaterra. Con esta serie de tres artículos desearía dar a conocer de primera mano cómo se trabaja en ese país.

 

Primero de todo, me gustaría introducir las diferentes figuras que hay en los servicios de emergencia, urgencia y transporte sanitario en Inglaterra. Hay que tener en cuenta que el Reino Unido está compuesto por 4 países (Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales), y que mi experiencia se centra en Inglaterra. Es probable que tanto los recursos, como incluso las figuras, cambien de un país a otro.

 

En Inglaterra, se pueden encontrar las figuras siguientes: paramedic, emergency ambulance technician, emergency care assistant y ambulance care assistant. Muy difícilmente en la actividad extrahospitalaria se encuentra a personal de enfermería (en algunos casos realizan traslados secundarios de unidades de cuidados intensivos [UCI] entre hospitales, pero más bien como colaboradores externos que como parte de un equipo) y médicos, que a veces sí están presentes en los servicios de aerotransporte sanitario. 

  • Paramedic: en la actualidad, se trata de una formación universitaria (2-3 años) denominada Foundation Degree, con prácticas en servicios extrahospitalarios y en los servicios de urgencia de los hospitales públicos, generalmente.
  • Emergency ambulance technician: se ha formado durante años mediante cursos en urgencia y emergencia (similares a nuestros antiguos cursos de técnicos en emergencias, además de formación complementaria en, por ejemplo, apoyo a soporte vital avanzado, manejo de catástrofes, conducción de vehículos de emergencia, interpretación básica de electrocardiograma). Se trata de una figura intermedia entre los paramedics y los emergency care assistant, a la que ya no hay acceso a menos que sea vía homologación del Institute of Health & Care Development (IHCD).
  • Emergency care assistant: es una figura que está teniendo mucha cabida en los servicios de urgencia y emergencia extrahospitalaria, desarrollada en origen por el National Health Service (NHS), y extendida a los servicios privados. Es una figura de menor cualificación que, mediante un curso de 8 semanas, queda habilitado para realizar el trabajo en servicios de emergencia y para asistir al paramedic.
  • Ambulance service assistant: última figura dentro de la actividad del transporte sanitario, que se dedica al transporte sanitario de pacientes no urgente y que puedan moverse con autonomía. 

Las figuras más parecidas a nuestro técnico en emergencias (vía curso acreditado por las diferentes autonomías) serían las de emergency ambulance technician o la de emergency care assistant. En gran medida dependerá de la formación y la experiencia adquirida previamente en el país de origen. En mi caso, con más de 3.000 horas de formación recibida, un número de horas de formación impartida y la experiencia laboral, obtuve la certificación del IHCD emergency ambulance technician a través de una entidad colaborada del Gobierno, y mediante un detallado examen de competencias. En casos de experiencia o formación menor, la figura sería la de emergency care assistant.

 

Respecto a la titulación de grado medio de técnico en emergencias sanitarias, que es de rango europeo, hay que decir que en Inglaterra se desconoce o no se emplea habitualmente esa norma, por lo que a menudo resulta complicado que entiendan que existe esa titulación.

 

En cuanto al ámbito profesional que nos podemos encontrar en nuestra inserción laboral en Inglaterra, debemos conocer que, al igual que en España, en el transporte sanitario actúan tanto entidades públicas, como compañías privadas.

 

Las entidades públicas (denominadas Emergency Ambulance Trust) son totalmente dependientes del NHS a nivel nacional. La sanidad en Inglaterra se divide en diferentes regiones administrativas, y los servicios de emergencia se reparten de igual manera. La única ciudad que tiene un servicio propio de emergencias es Londres, pero no es de entidad municipal, como en la ciudad de Madrid, sino que depende totalmente NHS, pero se tienen en cuenta las características especiales que supone atender a una población de 8 millones de personas residentes, más otros 6 millones de personas itinerantes. El resto de las regiones administrativas afectan a uno o varios counties o condados.

 

Los Emergency Ambulance Trust gestionan todo el transporte sanitario emergente, urgente y no urgente que se demande en la región. Por poner un ejemplo, en 2011 el East of England Ambulance Service Trust, de quien dependen los condados de Bedfordshire, Cambridgeshire, Hertfordshire, Essex, Norfolk y Suffolk (con 12.070 kilómetros cuadrados de región compartida), atendió más de medio millón de llamadas (por llamadas se cuenta a pacientes atendidos de forma efectiva; no se trata de consejos médicos u otros servicios, como se tiene por costumbre en España). Además, se gestionan con recursos propios: ambulancias de Front Line (emergencias y urgencias) y con unidades de Patient Transport Service (no urgente). Tanto los recursos, como el personal es propio del NHS, no subcontratado, aunque cuando en determinados períodos se ven desbordados, recurren a convenios con empresas privadas para dar apoyo a la gestión del servicio.

 

Las compañías privadas pueden ser grandes empresas con flotas y personal para atender en varias regiones del país, o pequeñas empresas locales, que trabajan con los hospitales privados y públicos de la región. El mercado para estas compañías tiene más posibilidades de facturación que en España, ya que no se ven atados por convenios ni concursos, sino que es un mercado de simple oferta y demanda. Cuando un hospital (de carácter privado o público) tiene una necesidad de servicio, simplemente realiza la llamada a la empresa local o con la que más trabaje, y le deriva el servicio. Esto propicia que las empresas privadas puedan realizar todo tipo de trabajos, en función de la especialización de su personal o sus recursos. Pueden atender un servicio de emergencia por falta de recursos públicos en ese momento, y el siguiente aviso puede tratarse de un alta hospitalaria o de un transporte interhospitalario.

 

Una vez realizada esta presentación del entorno laboral que podemos encontrar, me centraré más en el día a día como emergency ambulance technician en una empresa privada.

 

En este caso, la empresa para la que trabajo (Inter-County Ambulance & Paramedic Service Ltd.) es una compañía fundada hace casi 40 años, que fue pionera en la realización de servicios privados. En la actualidad esta compañía está especializada en la repatriación de pacientes al Reino Unido, el transporte sanitario en unidades de soporte vital avanzado (entre UCI hospitalarias), y la atención de urgencias de compañías aseguradoras privadas.

 

La dotación siempre está compuesta por dos paramedics (aunque en mi caso mi titulación es de rango inferior, pero a su vez superior a la de un emergency care assistant). El resto del personal de plantilla son paramedics o estudiantes de segundo año que están finalizando la titulación. Las guardias son de 9 horas o en turno de mañana o de tarde, y los fines de semana, de 12 horas. En cuanto a servicios extraordinarios, como puedan ser las repatriaciones fuera de horario, se contacta vía SMS con toda la plantilla ofertando el servicio (que suele ser equivalente a una jornada completa).

 

Ambulancia Soporte Vital Avanzado de la empresa Inter-County Ambulance & Paramedic Service Ltd, modelo Ford 350

Ambulancia Soporte Vital Avanzado de la empresa Inter-County Ambulance & Paramedic Service Ltd, modelo Ford 350

 

 

El día a día no difiere mucho de cualquier servicio en España, tanto en la revisión del equipo y el recurso, como en la activación de una unidad. Al tratarse de una unidad de soporte vital avanzado, el equipo a revisar es prácticamente el mismo que podemos encontrar en una UVI/unidad medicalizada de emergencias (UME) española (maletines de ataque, monitor-desfibrilador, maletín de fármacos, material de movilización e inmovilización, etc.). Donde podemos encontrar más diferencias puede ser en la propia realización de los servicios, ya que los paramedics, o en este caso el emergency ambulance technician, son los que desarrollan toda la atención al paciente, sin contar con personal facultativo a bordo.

 

Debemos tener en cuenta que los procedimientos están absolutamente estandarizados por la JRCALC (del inglés Joint Royal Colleges Ambulance Liaison Committee) mediante la publicación de la UK Ambulance Service Clinical Practice Guidelines. Asimismo, se siguen las recomendaciones del European Resuscitation Council. Ese es nuestro manual de referencia, el que debemos conocer al detalle, ya que nuestra responsabilidad legal será desarrollar nuestra praxis a partir de dicha guía de práctica clínica.

 

Aquí quiero hacer un pequeño inciso. Hay una serie de ventajas que nos podemos encontrar a la hora de trabajar en el Reino Unido, derivadas de nuestra praxis en España: tanto los términos anatómicos, como la patológicos, derivan en su gran mayoría del latín, con pequeñas modificaciones y adaptaciones, lo que hace que resulte realmente fácil trabajar en el medio si tenemos una buena base. Por otro lado, las personas que hayan tenido la oportunidad de trabajar en equipos multidisciplinarios, con personal facultativo en emergencia y urgencia extrahospitalaria, estarán muy acostumbrados al trabajo de apoyo a dicho personal, a las técnicas a desarrollar, cosa que en este entorno laboral se valora mucho. Hay que tener en cuenta que las colaboraciones de los paramedics con el personal médico es muy escasa, por lo que a veces no están familiarizados con las metodologías de trabajo que se desarrollan en una UVI/UME española. Eso es algo que a menudo he observado al llevar a cabo traslados interhospitalarios de pacientes de UCI, a la hora de preparar al paciente y los diferentes materiales que deben acompañarle. La soltura en la preparación del equipo para el transporte es algo que desarrollamos los técnicos en emergencias y que es muy valorada en el entorno profesional británico.

 

Volviendo al tema que nos ocupa –la atención al paciente–, nos encontraremos que, en función de la afección que es motivo del transporte sanitario, el paciente será atendido por el paramedic o por el emergency ambulance technician, o incluso por ambos. Hay que tener en cuenta que durante el traslado no disponemos de más personal, por lo que actuamos como una unidad de soporte vital avanzado, es decir, en algunas ocasiones faltan manos para manejar al paciente, acostumbrados en algunos casos a contar con dos técnicos en emergencias, un enfermero y un médico. Aun así, es un método que se ha demostrado que funciona, ya que se basa en la estabilización del paciente para su evacuación posterior a un centro hospitalario de referencia, donde se realizará un diagnóstico pormenorizado, así como también el tratamiento. El transporte sanitario en el Reino Unido se basa más en la estabilización in situ.

 

Estos meses me he acordado mucho de los grandes médicos y enfermeros con los que he tenido la suerte de trabajar y de aprender durante todos los años que trabajé en la Comunidad de Madrid, sobre todo llevando a cabo los traslados interhospitalarios de UCI o en las repatriaciones de aviones medicalizados. Y me he acordado mucho de los casos en los que tanto el personal médico y como de enfermería de dichos hospitales han colaborado con la dotación de la ambulancia en el transporte del paciente, ya que el conocimiento del medio y el trabajo desarrollado en España es el mismo que vamos a desarrollar con ellos, cosa que a veces les sorprende por la efectividad que podemos llegar a demostrar. También me he acordado mucho más de los casos en los que el personal médico responsable del paciente estimaba que éramos capaces de realizar el traslado sin su ayuda, siendo nosotros el personal que atiende al paciente.

 

Para ello, antes de la movilización del paciente a nuestra camilla, se lleva a cabo una reunión con el personal médico y el equipo de enfermería que están al cargo del paciente. En esa reunión se detalla el caso, así como las posibles complicaciones que puedan aparecer en el transcurso del traslado, que hacen referencia a la ventilación del paciente, bombas con fármacos para sedación, etc. Para finalizar esa reunión, se dan los parámetros de margen que hay que emplear en el tratamiento del paciente.

 

Como técnicos en emergencia entenderéis que, aun habiendo preparado concienzudamente el manejo del paciente, puede llegar a ser muy chocante que nosotros mismos manejemos a este tipo de pacientes, como puede ser aumentar la dosis de propofol o fentalino, adaptar el ventilador si el estado del paciente no es el idóneo, etc. Los márgenes de actuación son muy limitados, como es lógico. Pero el caso es que disponemos de esos márgenes de actuación, y no sólo eso, sino que también se nos exigen esos márgenes de actuación para poder ejercer como profesionales.

 

No todos los pacientes responden a esas características. También se realizan intervenciones urgentes de pacientes de aseguradoras privadas, en las que la metodología de intervención es muy similar a un soporte vital básico español, salvo en la toma de constantes vitales del paciente, en su seguimiento y en la administración de oxígeno en función del estado, antecedentes, etc. No sólo en la administración de oxígeno, sino también en la de Entonox®. Se trata de la marca comercial de la mezcla de óxido nitroso y oxígeno que se emplea en el Reino Unido como método de analgesia en el transporte sanitario. Se administra a demanda del paciente, teniendo en cuenta una serie de parámetros que debe cumplir el propio paciente.

 

Por otro lado, también se puede dar el caso de estar realizando un apoyo al paramedic ante una intervención de emergencia en el paciente que requiera una permeabilización de la vía área, una administración de fármacos o incluso una desfibrilación en el entorno de una parada cardiorrespiratoria. Y como he dicho anteriormente, sólo hay dos profesionales atendiendo a ese paciente, por lo que no sólo hay que tener a punto todo el material necesario para la intubación del paciente, sino también para monitorizarlo o incluso preparar la medicación a demanda del paramedic. Esto supone a veces un reto a nivel profesional, ya que hay que manejar perfectamente los protocolos y las recomendaciones de intervención, aunque no se vaya a desarrollar algunas técnicas, ya que en algunos casos hay que anticiparse para tener todo el material preparado para la intervención.

 

Como veis, el trabajo en el Reino Unido es tremendamente completo, muy exigente en cuanto a la formación y a la praxis, pero que, a su vez, es tremendamente gratificante como profesional. En primera persona os puedo decir que es muy recomendable el desarrollo profesional que podemos alcanzar en este país. Sin duda alguna, el principal obstáculo que nos vamos a encontrar es el idioma, que debemos manejarlo a un nivel muy alto, pero también muy técnico.

 

Espero que este artículo haya sido de utilidad. El siguiente tratará de los pasos a seguir en el Reino Unido para que la inserción laboral sea efectiva: entidades, lugares, páginas web, recomendaciones, etc. Y el último artículo de esta serie de tres tratará del desarrollo del trabajo dentro del NHS, ya que he tenido la suerte de ser elegido para incorporarme a principios del año 2013 en el East of England Ambulance Service Trust, por lo que podré contar en breve otra perspectiva del transporte sanitario en el Reino Unido.

Volver al sumario

© 2019 Sirá Ediciones S.L.