ZONA TES.  REVISTA DE FORMACIÓN PARA TES

Buscar:

Zona TES - Revista de formación para Técnicos en Emergencias Sanitarias

 

Movilizaciones e inmovilizaciones

Zona TES Octubre-Diciembre 2017

Volver al sumario

CARTA AL EDITOR

Uso de videocámaras en los habitáculos sanitarios de las ambulancias

Juan Luis de Castellví Guimerá

 

Técnico en Emergencias Sanitarias. Oficial de seguridad y prevención del Parlamento Europeo*. Bruselas. Bélgica.

 

¿Cuál es el problema? En los últimos años, se han denunciado multitud de agresiones, así como también casos de presuntos abusos sexuales por parte del personal sanitario hacia pacientes. Por una parte, algunos titulares muy llamativos han aparecido en diversos medios de comunicación, narrando casos que estaban juzgándose, o informando sobre su resolución una vez dictada sentencia firme. Técnicos absueltos tras cinco años de juicio por presuntos abusos sexuales en Gran Canaria, otros acusados de haber violado a una paciente dentro de la ambulancia en Barcelona —posteriormente, también absueltos—, son algunos de los ejemplos que han trascendido a la prensa y que han provocado efectos muy nocivos —a veces, daños morales irreparables—, entre los profesionales afectados antes, durante y después de que estos casos fueran resueltos. Por otra parte, también se producen situaciones de violencia, como por ejemplo de pacientes bajo los efectos de cualquier tipo de droga que actúan en contra de los profesionales desplazados para asistirlos, o los acusan de robar o hurtar objetos personales. Incluso se producen casos de profesionales sanitarios sin escrúpulos que maltratan a un paciente en las intervenciones que realizan.

 

¿Qué solución podemos plantear? El uso de videocámaras en el interior de las ambulancias se ha comentado, en muchas ocasiones, como posible solución —o, al menos, como medida de protección—, tanto para garantizar una mayor seguridad de los pacientes como del personal sanitario que trabaja en las ambulancias, especialmente, de aquellos que desarrollan su labor quedándose a solas con el paciente durante el traslado —que son todos los TES de unidades de tipo A y B, así como los enfermeros en las de tipo C sin médico—. Lo que sucede es que, a día de hoy, es una medida inviable legalmente en nuestro país, a pesar de los grandes cambios normativos que se han producido en esta materia en el último año.

 

¿Es posible abordar este problema con la solución propuesta? Como explicamos la Dra. Marta Méndez y yo mismo en el artículo «Un estudio sobre la necesidad y viabilidad del uso de videocámaras en los habitáculos sanitarios de las ambulancias»1 tanto la legislación española sobre protección de datos, como la normativa europea sobre la misma materia, hacen inviable el uso de videocámaras interiores como medida de seguridad para ambos colectivos (profesionales sanitarios y ciudadanía en general). La ley impone unas condiciones muy claras al respecto, que el artículo citado explica y que en este supuesto no se cumplen. Para la redacción del citado artículo, y antes de analizar la viabilidad jurídica de la propuesta, se implementó una encuesta nacional —a la que respondieron más de 1.000 personas que se identificaban como personal de los diferentes servicios de emergencias médicas de toda España2—, y los resultados dejaban clara la necesidad de abordar este tema, ya que afecta a un amplio porcentaje de compañeros en toda España.

 

Pero ¿hay algo que se pueda hacer? Con una regulación sobre protección de datos más permisiva en nuestro país, existen diversas medidas que se pueden tomar. Desde el punto de vista del buen uso de la tecnología, hay una propuesta que sí admite el uso de emisión de imagen y sonido hacia el centro coordinador. Se trata de los sistemas del tipo Google Glass, dispositivos que portarían los sanitarios responsables de la atención del paciente in situ, y que transmitirían la información en tiempo real —sin ningún soporte de grabación—, al personal del centro coordinador para que el responsable del servicio —ya sea un médico, un enfermero o un Técnico en Emergencias Sanitarias—, pueda dar asesoramiento o instrucciones con las que mejorar la atención al paciente. Esta herramienta aporta un plus de calidad al paciente, que tiene a más profesionales sanitarios velando por él y, además, sirve como medida disuasoria para cualquier intención delictiva por parte del personal sanitario hacia el paciente, así como del paciente hacia los sanitarios. Por último, el uso de este dispositivo posibilita tener un testigo en caso de que se presente alguna denuncia, aunque los hechos no hayan quedado registrados en una grabación. Sin duda el debate está servido y en manos de las Administraciones Públicas que gestionan los distintos Servicios de Emergencias Médicas (SEM) en España el tomar medidas que ayuden a minimizar el impacto de este problema.

 

Volver al sumario
Volver al sumario

ARTÍCULO ESPECIAL

Internalización del servicio de Transporte Sanitario Urgente y del personal de la central de coordinación del SAMU061 mediante la empresa pública Gestió Sanitària i Assistencial de les Illes Balears (GSAIB)

Miguel Navarro Miró1, Andreu Mascaró Galmés2 y Guillermo Nicolau Far3

 

1Técnico en Emergencias Sanitarias. Director de Área Operativa GSAIB/SAMU061. Baleares. España.

2Enfermero. Coordinación Operativa GSAIB/SAMU061. Baleares. España.

3Técnico en Emergencias Sanitarias. Jefe de Tráfico y responsable operaciones Área de Palma/Ponent GSAIB/SAMU061. Baleares. España.

 

 

Puntos clave

  • El Servei de Salut de les Illes Balears y la Gerencia del 061 decidieron internalizar en el año 2018 la prestación del servicio de Transporte Sanitario Terrestre Urgente de Baleares del SAMU061 mediante la creación de una empresa pública (GSAIB) para la gestión de flota de vehículos, equipamientos sanitarios y profesionales; técnicos en emergencias sanitarias (TES) y operadores del centro coordinador.
  • La gestión pública del servicio ha supuesto una mejora cualitativa a niveles de prestación del servicio, disponibilidad de medios técnicos y humanos, comunicación y formación hacia los profesionales, que ha repercutido favorablemente en la atención de los usuarios del SAMU061.
  • El nuevo, modelo tras casi un año y medio en funcionamiento, se ha consolidado de forma exitosa y próximamente se prevé implantarlo también en el sector del Transporte Sanitario Terrestre No Urgente (TSNU) y Programado de las islas Baleares.

 

 

El 1 de abril de 2018, el Servei de Salut de les Illes Balears mediante la Gerencia de Atención de Urgencias 061 (encargada del servicio SAMU061 Baleares) decidieron realizar un cambio de modelo integral en la gestión del Transporte Sanitario Urgente Terrestre; tanto en el ámbito de medios materiales y tecnológicos, como en el relativo al personal Técnico en Emergencias Sanitarias, así como en el personal gestor telefónico de emergencias del Centro Coordinador 061.

 

La metodología del cambio fue la de avanzar desde un modelo de gestión realizada mediante diferentes contratos públicos con empresas adjudicatarias de estos servicios, a un modelo integral de gestión pública realizada directamente desde el propio Servei de Salut, mediante la creación de una empresa pública, Gestió Sanitària i Assistencial de les Illes Balears (GSAIB).

 

El inicio del proyecto comenzó mucho antes del 1 de abril de 2018, en concreto, desde el momento en el que el Servei de Salut Balear y la Gerencia del 061 Baleares decidieron este cambio de modelo, que se entreveía ya como una mejora sustancial en la gestión de medios técnicos, logísticos y humanos del servicio, con una proyección de clara repercusión en la mejora de la prestación del servicio, de la que se iban a ver ante todo beneficiados los usuarios (pacientes y familiares) del servicio SAMU061, además de los propios profesionales.

 

Se empezaron entonces a desarrollar todos los aspectos técnicos, administrativos y legales mediante un grupo de trabajo compuesto por diferentes perfiles profesionales, quienes comenzaron a elaborar y trazar todas las actuaciones y necesidades previas a la puesta en marcha del proyecto. Durante meses, se trabajó sin pausa en formular los primeros esbozos de cambios y mejoras que se debían producir para que el servicio no solo fuera público de forma integral, sino que además el cambio supusiera también una mejora en los ámbitos técnicos y operativos, con la incorporación de los mejores medios tecnológicos y materiales, y ante todo trabajando para garantizar la estabilidad y continuidad laboral de todos los profesionales que componían esta parte del servicio: alrededor de 300 personas de perfiles TES y operadores/gestores de emergencias.

 

Para ello, la empresa pública GSAIB, en coordinación con los equipos técnicos del SAMU061 y el propio Servei de Salut, se proveyeron de todos los medios y recursos necesarios para llevar a cabo el proyecto: diseño de los nuevos vehículos, mejoras técnicas y humanas, adquisición de equipamientos médicos y tecnológicos de comunicaciones, requisitos logísticos tales como instalaciones, uniformidad, configuración de las necesidades administrativas y jurídicas para la gestión de los recursos humanos… En definitiva, preparar todo lo necesario para la puesta en marcha de esta nueva visión de servicio y, en la medida de lo posible, mejorarlo.

 

Los meses previos a la puesta en marcha, se aceleraron todos los preparativos para realizar el montaje final de la flota de las nuevas ambulancias, perfilar todos los detalles necesarios, preparar e informar a todos los profesionales del servicio de todas las novedades y los cambios que en breve se iban a materializar. Una tarea no carente de retos que iban surgiendo y que, uno a uno, se iban resolviendo, avanzando en los pasos finales que conducirían al servicio SAMU061 al punto de partida del nuevo camino que había decido emprender.

 

En este punto es importante destacar la excelente predisposición y colaboración que se obtuvo por la inmensa mayoría de los profesionales del servicio. Muchos de ellos quisieron aportar su particular grano de arena apoyando al equipo encargado del arranque del proyecto en todo lo que les era posible. El personal estaba visiblemente entusiasmado por el cambio de modelo y quiso ayudar a hacerlo posible.

 

Llegó la noche del día 31 de marzo de 2018 y ya se disponía de todos los elementos necesarios para la puesta en marcha del nuevo servicio. Durante la madrugada del 1 de abril, mediante un dispositivo único organizado desde el Centro Coordinador autonómico del SAMU061, en el que participaron todos los responsables de cada una de las zonas e islas que forman nuestra Comunidad, se procedió al cambio de toda la flota operativa de guardia. Fue una noche intensa, cargada de emociones por ver finalmente materializado un proyecto en el que se había invertido tanto esfuerzo, tiempo e ilusión.

 

Fue el inicio de un nuevo principio en un servicio que lleva ya funcionando 27 años y que ahora se reinventaba con un modelo único y pionero en el ámbito nacional. Ahora solo faltaba ser capaces de demostrar que se podía conseguir una mejora sustancial hacia el servicio, los profesionales y usuarios del SAMU061; objetivos principales que se habían marcado como estrategia y motivos del cambio.

 

Más de un año después, en un análisis objetivo, las mejoras que se han ido logrando desde el inicio del proyecto, se han ido apreciando en diferentes puntos y áreas:

 

Profesionales:

  1. Se han mantenido el 100 % de los profesionales TES y operadores, quienes han percibido de manera directa las mejoras en cuanto a estabilidad laboral y gestión operativa de manera directa.
  2. Se han mejorado los sistemas de turnos en jornadas comprimidas, a demanda de los propios profesionales, que les permiten tener unos turnos de guardias flexibles y capaces de combinar con la vida profesional y familiar.
  3. Se han conseguido crear y reconocer las categorías profesionales en el Servei de Salut de Técnico en Emergencias Sanitarias y de teleoperador de Central de Coordinación 061.
  4. La Estructura de Gestión del Área Operativa de la empresa pública GSAIB está compuesta 100% por profesionales con experiencia en el sector, todos con perfil profesional TES y Gestor CCUM061 (fig.1), que trabaja de manera directa y coordinada con Dirección y Jefatura Asistencial del SAMU061.

 

 

Figura 1.  Estructura organizativa: área operativa comprendida por dirección y mandos 100 % con perfil TES y operador 061.

FIGURA 1.  Estructura organizativa: área operativa comprendida por dirección y mandos 100 % con perfil TES y operador 061. (Clic sobre la imagen para ampliar)

 

 

Servicio SAMU061:

1. Mejores y más actualizados medios materiales (fig. 2) y logísticos que redundan directamente en un mejor servicio cualitativo. Ambulancias y equipamientos de última generación para una mejor prestación asistencial.

 

 

Figura 2.  Nuevos equipamientos electromédicos.

FIGURA 2.  Nuevos equipamientos electromédicos.

 

 

2. Incremento de la flota operativa y de reserva (figs. 3 y 4):

Aumento de unidades operativas en el último año:

· 1 SVB nocturno en época de invierno en la zona de Ibiza.

· 1 SVB nocturno en época de invierno en la zona de Palma.

· 1 SVAE diurno en la zona de Palma todo el año.

· 1 VIR diurno en la zona de Palma todo el año.

Ampliación de la flota de reserva:

· 2 SVA.

· 4 SVB

· 1 SVA pediátrica. En 2019 se incorpora por primera vez una unidad de soporte vital avanzado pediátrica

 

 

FIGURA 3.  Recursos operativos de guardia. Actividad año 2018.

FIGURA 3.  Recursos operativos de guardia. Actividad año 2018.

 

 

FIGURA 4.  GSAIB/SAMU061 cuenta con 67 vehículos  de SVA, SVB, VIR. 8 de estas unidades de SVA-SVB son vehículos todo terreno.

FIGURA 4.  GSAIB/SAMU061 cuenta con 67 vehículos  de SVA, SVB, VIR. 8 de estas unidades de SVA-SVB son vehículos todo terreno.

 

 

3. Uniformidad: se ha unificado la imagen corporativa de identidad de todos los perfiles profesionales: TES, operadores, médicos, enfermeros asistenciales y del Centro Coordinador visten idéntica uniformidad que se gestiona mediante un sistema de arrendamiento y limpieza único para todos.

 

4. Seguridad y ergonomía (fig. 5): inclusión de equipamientos que velan tanto por la seguridad clínica, como por la de los profesionales: sistemas antipánico, camillas eléctricas en toda la flota, mochilas de transporte de balas de oxígeno portátil, mejor equipamiento de electromedicina, actualización de la plataforma y sistemas de coordinación de la central, así como la inclusión de sistemas informáticos embarcados y de geoposicionamiento de recursos e incidentes sanitarios.

 

 

FIGURA 5.  Nuevas herramientas ergonómicas para los profesionales, como la mochila Oxyback.

FIGURA 5.  Nuevas herramientas ergonómicas para los profesionales, como la mochila Oxyback.

 

 

5. Profesionales más implicados y satisfechos que desarrollan su labor con mayor entusiasmo, participan de manera activa en la aplicación de protocolos asistenciales y operativos, en estudios clínicos, en la presentación de estudios, en jornadas y congresos.

 

6. Nuevos circuitos comunicativos (fig. 6): se han implementado sistemas tecnológicos en las comunicaciones de novedades operativas y procedimientos con los profesionales para asegurar el acceso y recepción de la información en un servicio con dispersión geográfica de bases y actividad continuada 365 días/24 horas diarias.

 

 

FIGURA 6.  Ejemplo de infografías informativas a profesionales (comunicaciones 2.0).

FIGURA 6.  Ejemplo de infografías informativas a profesionales (comunicaciones 2.0).

 

 

7. Nuevos sistemas de tecnologías de coordinación (fig. 7): se han implementado nuevos sistemas tecnológicos entre el centro coordinador y las unidades móviles que mejoran la geolocalización de los incidentes, los recursos y la transmisión de información de servicios y situación de las unidades.

 

 

FIGURA 7.  Centro Coordinador de Urgencias Médicas 061 Baleares. Actividad: 155.683 incidentes. 616.383 llamadas gestionadas. Año 2018.

FIGURA 7.  Centro Coordinador de Urgencias Médicas 061 Baleares.
Actividad: 155.683 incidentes. 616.383 llamadas gestionadas. Año 2018.

 

 

8. Formación y entrenamiento: la realización de planes de formación transversal y el entrenamiento conjunto en ejercicios prácticos y simulacros, fortalece la preparación integral de los equipos asistenciales, con una clara repercusión en la atención de los pacientes.

· Durante el 1r año se han impartido más de 7.000 horas de formación en 51 acciones formativas dirigidas a los profesionales TES y operadores 061 de GSAIB en SAMU061.

 

9. Los circuitos de logística activa y la implicación de los profesionales de todos los ámbitos, ha obtenido como resultado disminuir en un año a más de la mitad los tiempos de inoperatividad de las unidades (fig. 8), lo que supone más tiempo de recursos prestando servicio a los ciudadanos; además de contar en todo momento con una flota correctamente mantenida en cuanto a la mecánica, limpieza y desinfección, y plenamente operativa desde el punto de vista de aparatos, materiales, sistemas y profesionales.

 

 

FIGURA 8.  Horas de inoperatividad de las unidades.

FIGURA 8.  Horas de inoperatividad de las unidades. (Clic sobre la imagen para ampliar)

 

 

10. Ciudadanos y usuarios: una mejor flota, un aumento de la flota de reserva, un incremento de los recursos operativos; con mayor disponibilidad operativa, mejor equipados, con un mejor mantenimiento; unos profesionales con mejores medios, mayor implicación, formación y entrenamiento, con conocimiento de los protocolos actualizados, han redundado de forma directa en la atención que los ciudadanos y usuarios del servicio reciben diariamente.

 

11. La capacidad de respuesta operativa ante situaciones complejas como traslados ECMO especiales (pediátricos y adultos aéreos), Incidentes de Múltiples Víctimas o situaciones graves o difíciles (casos como el IMV de Sant Llorenç con 13 víctimas mortales y decenas de personas atendidas, o incendios en hoteles y edificios, algunos con más de 70 víctimas), han sido algunos de los retos que se han superado con éxito clínico, asistencial y operativo durante este último año.

 

 

Ha pasado ya más de un año desde aquel 1 de abril de 2018, un año no carente de nuevos retos que afrontar diariamente. Pero echando la mirada atrás, estamos seguros y convencidos de que fue una buena decisión y que los objetivos marcados se han cumplido e incluso superado. Las expectativas que teníamos se quedaron cortas, lo que ha animado al Servei de Salut a asentar el proyecto de forma definitiva y buscar nuevos retos de mejora, como puede ser la incorporación de este modelo al Transporte Sanitario No Urgente de Baleares y su Centro de Gestión.

 

Sin duda, y así lo demuestran los datos objetivos, ha sido una decisión acertada y bien acogida por profesionales y ciudadanos, que ha mejorado sustancialmente la gestión que suponía el modelo anterior. A fecha de hoy, hablamos de una satisfacción general que abre la puerta a nuevos retos de mejora, avance e innovación en el servicio, antes implanteables, en pro de la mejora asistencial y, por supuesto y principalmente, de los pacientes y usuarios que necesitan de un servicio tan esencial y crítico como el nuestro.

 

 

 

 

 

 

 

Volver al sumario

© 2020 Sirá Ediciones S.L.